Los perros de raza cane corso suelen ser muy equilibrados y seguros de si mismos. Habitualmente son animales tranquilos y muy poco ladradores, pero alertas ante la presencia de intrusos. De hecho el cane corso ha sido utilizado en su país de origen, Italia, para diversas funciones y entre las más destacables figuran la guardia y la defensa. Claro que en su origen se utilizó fundamentalmente para la caza del jabalí.

Si bien los ejemplares esta raza que estén correctamente socializados suelen ser perros medianamente obedientes, en lo que respecta a la dominancia, las hembras son más recomendables para aquellas personas que tengan dificultades para ejercer autoridad.

Por otro lado los machos suelen ser una mejor elección para aquellas personas en la cual la función de guardia constituya una prioridad.

Particularidades del comportamiento de la raza de perro cane corso

Los perros de raza cane corso son animales rústicos, de fuerte temperamento, vigilantes, capaces de asimilar todo tipo de experiencias y adaptarse a todas las condiciones ambientales. En general los ejemplares de esta raza suelen ser bastante equilibrados

Un cane corso bien socializado, educado, jerarquizado y sobre todo con un dueño responsable, suele ser un buen compañero del ser humano. De todos modos habrá que tener en cuenta que a pesar de tener una cara que despierta ternura, en realidad se trata de un perro utilizado para la defensa, hábil en el ataque y muy aguerrido durante la lucha.

* info extraida de comportamientoanimal.com